Ir al contenido principal

Golpe doble



Si la escopeta no reventaba con aquella indigestión de muerte, sería misericordia de Dios.

Al abrir la puerta de su barraca encontró Sento un papel en el ojo de la cerradura. Era un anónimo destilando amenazas. Le pedían cuarenta duros, y debía dejarlos aquella noche en el homo que tenía frente a su barraca.

Obra Literaria de Vicente Blasco Ibáñez (Golpe doble).
Instrucciones PDF


Nuestro contenido es completamente legal y asimismo respeta los derechos de autor.
Imágenes amparadas por (CC0) | Libros amparados por (Dominio Público)

(Aviso Legal) | (Privacidad) | (Contacto)

© 2019 Literatura Y Ortografía